Una mujer de Georgetown, Texas, fue acusada de dejar a un niño de 2 años de edad dentro de una camioneta donde la temperatura era de al menos 130 grados Fahrenheit, según una declaración jurada de arresto.

Leia Payne, de 54 años de edad, fue acusada de abandonar a un menor con la intención de regresar, un delito de cárcel estatal castigado con hasta dos años de cárcel. La policía de Georgetown fue notificada a las 4:50 p.m. del viernes 1 de septiembre que un niño había sido dejado en un vehículo frente a una tienda Ross en el 1019 W. University Ave., según la declaración jurada.

Un testigo dijo a la policía que dentro de una camioneta Dodge se encontraba un niño pequeño, el cual solo tenía una ventana abierta y que pedía ayuda.

Un oficial que llegó en cuestión de minutos tras la llamada encontró la camioneta con la ventana del pasajero abajo y el menor asegurado en un asiento para niños en la parte delantera del vehículo, según la declaración jurada.

El niño estaba rojo, sudoroso y parecía estar en “extrema angustia”, según el documento. El oficial abrió una puerta desbloqueada y sacó al niño de la silla y trató de darle agua fresca al pequeño.

El oficial le puso agua fría en cabeza y el cuerpo del niño y buscó a sus familiares, pero no pudo encontrarlos, según la declaración jurada. Los Servicios Médicos de Emergencia de Georgetown llegaron y atendieron al menor por agotamiento por calor.

No Comments