El  vocalista y líder de Jarabe de Palo, Pau Donés, ha vuelto a poner de manifiesto que su larga lucha contra el cáncer no ha hecho otra cosa que insuflarle fuerzas y optimismo.

De hecho, el intérprete catalán ha aprovechado el favorable estado de forma en el que se encuentra actualmente tras someterse a una exitosa operación para presentar libro autobiográfico y, de paso, anunciar una nueva gira que recorrerá España y México en los próximos meses.

El artista no podría estar más entusiasmado ante los nuevos compromisos laborales que se le avecinan, ya que su pasión por la música y el renovado interés que tiene en los detalles cotidianos de la vida le permitirán desconectar por completo de los problemas de salud que ha venido padeciendo desde que el “cangrejo”, como se refiere él al cáncer, volviera a hacer acto de presencia en su organismo.“Ahora me estoy recuperando de la última operación, pero en un mes voy a estar genial. En unos conciertos estaré mejor que en otros, pero eso ya me pasaba antes. Yo sigo con la quimio y tendré días mejores y peores. Pero si he sido capaz de subir un pico con todo el equipo más el aparato de la quimio, ¿cómo no voy a poder dar un concierto?”, explicó ante los medios de comunicación.

“Para mí, irme de gira es como irme de vacaciones”, comunicó en la rueda de prensa en la que también aprovechó para echar por tierra una vez más las conjeturas que sugerían que le quedaba poco tiempo de vida.

“No me estoy muriendo, tengo cáncer y ya está“, sentenció.Fiel a la naturalidad y al enfoque positivo con el que ha abordado siempre un tema tan delicado como el de su estado de salud, el cantautor ha querido sincerarse también sobre el cambio de mentalidad que ha experimentado precisamente a cuenta de su condición, a la que ha respondido renovando su interés en los pequeños placeres de la vida y estableciendo como máxima prioridad el bienestar de su hija Sara.

“Más que cambiarme, [el cáncer] me ha devuelto a la vida. Ahora vuelto a disfrutar de los pequeños detalles. Hay que perder un poco el miedo a vivir, el miedo al fracaso, a decidir. El único legado que he dejado en este mundo es mi hija, que es lo que me interesa de verdad. Tengo también el orgullo de haber escrito canciones que han trascendido, que forman parte de la vida de la gente“, aseveró.Poco después de confirmar que volvía a sufrir cáncer, el combativo artista recurría a su blog personal para anunciar que no iba a permitir que la dolencia se interpusiera entre él y sus ansias de volver a presentarse ante sus seguidores, por lo que sus fans españoles y mexicanos pueden esperar de él y de su formación conciertos igual de enérgicos que los que ha venido ofreciendo hasta ahora.

“Después de darle muchas vueltas, llegué a la conclusión de que no iba a permitir que el cangrejo me volviera a apartar de la música. Me daba igual, pasara lo que pasara, dijeran lo que dijeran, en 2017 Jarabe volvía a los escenarios”, expresaba en su espacio personal.

No Comments